Varios bancos europeos en riesgo de default

La situación del banco más antiguo del mundo, el italiano Monte dei Paschi di Siena, afecta al mercado bursátil mucho más que el impacto de la salida del Reino Unido de Europa en las entidades financieras nacionales. Lo mismo sucede con la incertidumbre existente en Caixa Geral y BCP en Portugal, o en el mayor grupo financiero de Alemania.

defaultbanca

La quiebra técnica del banco más antiguo del mundo, el Monte dei Paschi di Siena, hace más daño a la Bolsa española que el Brexit, pese a que no hay intereses nacionales en el tercer grupo financiero de Italia.

Tampoco hay posiciones españolas en otros bancos italianos, ni en el Deutsche Bank, que vuelve a estar (si es que alguna vez ha dejado tan incómoda posición) en el ojo del huracán. Sí hay intereses españoles, y relevantes, en la banca portuguesa, pero no precisamente en las entidades que, junto a las italianas y las alemanas, acaparan la atención de los mercados por la incertidumbre sobre su futuro.

Monte dei Paschi di Siena, que ha perdido más del 80% de su valor en Bolsa

Monte dei Paschi di Siena, que ha perdido más del 80% de su valor en Bolsa desde que comenzó el año, centra todas las preocupadas miradas. Tiene un volumen bruto de préstamos dudosos de 46.900 millones de euros, cuando vale en Bolsa 800 millones. Una cifra que supera la inyección de dinero público para las antiguas cajas de ahorros contemplada en el Memorandum de Entendimiento (el famoso MoU) entre España y Bruselas.

El BCE le exige un plan para reducir la morosidad hasta los 32.600 millones, lo que ha provocado una estampida de inversores. El Monte dei Paschi di Siena tiene en balance 22.000 millones de euros en deuda pública italiana, que peligra apenas tres escalones por encima del ‘bono basura’.

Alemania, que quiere evitar el efecto contagio, exige que se aplique la ley comunitaria: una inyección de capital por parte del Gobierno italiano en un banco con problemas requiere que los accionistas y los titulares de los bonos paguen antes parte de la factura.

Los ciudadanos italianos tienen 200.000 millones invertidos en bonos de la banca

Los datos de la Comisión Europea no invitan precisamente a la tranquilidad: los ciudadanos italianos tienen 200.000 millones invertidos en bonos de la banca, un tercio del total.

La ayuda aprobada por la Comisión Europea permite al Gobierno italiano aportar una garantía pública de hasta 150.000 millones de euros durante 6 meses, para proporcionar liquidez. Pero el problema de la banca italiana no es de liquidez, sino de solvencia: tiene 340.000 millones de euros en créditos morosos o de muy dudoso cobro, cifra que el Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés) eleva a 360.000 millones.

Información ampliada en el portal zoomnews

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s