Se detecta un brote de Antrax en el norte de Rusia

Un niño de 12 años ha fallecido a causa de la enfermedad, informa elmundo

bacillus_anthracis_2

La situación provocada por un brote de carbunco, que ya ha causado la muerte de un niño de 12 años, ha ocasionado que la ministra de Sanidad rusa, Veronika Skvortsova, viaje a la ciudad de Salejard, en el norte de Siberia Occidental, para estudiar las circunstancias.

Oleg Salagái, portavoz de Sanidad, ha dicho a los medios que Skvortsova se reunirá con las autoridades locales en la región de Yamal para coordinar medidas a fin de prevenir una epidemia tras el brote de carbunco, “peste siberiana”, como llaman la enfermedad en Rusia.

También, ha indicado que “la ministra visitará el hospital y examinará a los enfermos”, pero que además “verificará personalmente la organización de la asistencia médica en la zona del brote”.

El pasado 25 de julio en la región de Yamal fue implantada una cuarentena después de que más de 2.300 renos murieran por una epidemia de carbunco, provocada por las inusuales altas temperaturas registradas en la zona el mes pasado, con máximas de hasta 35 grados centígrados.

Bacillus anthracis es el nombre y apellido de la bacteria causante del ántrax o carbunco, una enfermedad propia del ganado, fundamentalmente del hervíboro. En teoría, rara vez afecta al hombre gracias a las mejoras de los programas de vacunación animal y a las medidas higiénicas de las granjas. Sin embargo, el microorganismo no se ha erradicado y, actualmente, está en el arsenal biológico de más de una decena de países en todo el mundo.

Tres clases de infección

En concreto, existen tres clases de infección por ántrax. La primera es cutánea y se produce por contacto con animales infectados. La segunda; gastrointestinal, ocurre al comer carne mal cocinada de reses enfermas. El tercer tipo lo causa la inhalación de esporas de ántrax.

Más de 90 personas han sido hospitalizadas de manera preventiva y a ocho de ellas se les ha diagnosticado carbunco. Asimismo, uno de los pacientes, un niño de 12 años, ha fallecido a causa de la enfermedad.

Según las autoridades locales, brigadas de veterinarios han vacunado a más de 35.000 renos que pastan en los territorios próximos al foco de la epidemia. Otra de las medidas aplicadas es que los restos de los renos muertos sean incinerados, ya que las esporas del Bacillus anthracis, que causa el carbunco, soportan temperaturas de hasta 140 grados centígrados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s